Noticias

Las TIC y su contribución a la eficiencia energética

Las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) han supuesto una revolución en nuestras vidas, pero no solo benefician al ser humano sino que pueden ser unas grandes aliadas para combatir el cambio climático. ¿Cómo? Muy sencillo, las nuevas tecnologías pueden contribuir a la eficiencia energética, se calcula que pueden reducir en un 30% el consumo eléctrico en las ciudades. Si se utiliza menos energía, se emiten menos gases a la atmósfera y, por lo tanto, el planeta gana. En este artículo te contamos el papel de las TIC en la eficiencia energética y la importancia de elegir las tarifas adecuadas en tu hogar.

Eficiencia energética acompañada de tarifas adecuadas

Las TIC no hacen milagros. Es decir, contribuyen a la eficiencia energética pero hay que dar otros pasos al respecto, concretamente en las tarifas de luz y gas. Solo así podremos reducir nuestro consumo de la mano del ahorro económico. A la hora de buscar las tarifas de luz y gas que propiciarán tu ahorro debes tener muy en cuenta tu consumo y para buscar modalidades que se adecuen a él, solo así podrás salir de dudas en cuanto a qué tarifa de luz o gas contratar.

Para ayudarte, existen herramientas como los comparadores de tarifas que generan los mejores precios para ti de Endesa, Iberdrola, Holaluz, Podo, etc. No obstante, también tendrás que mirar con lupa las condiciones de cada tarifa, por ejemplo aquí https://www.tarifasenergia.com/endesa/ te contamos las opciones de Endesa, pero también podrás encontras las de otras comercializadoras.

¿Dónde encontramos las TIC y la eficiencia energética?

Aquí te damos unos cuántos ejemplos donde se ahorra energía gracias a las TIC:

– Domótica en el hogar: es la gestión inteligente de la vivienda. Gracias al control que tienen sus propietarios de los sistemas de climatización y de aparatos eléctricos se puede ahorrar mucha energía. Esta situación no sería posible si no se hubieran aplicado las nuevas tecnologías. Ahora se pueden programar aparatos eléctricos e incluso funcionan de forma automática cuando detectan que las condiciones no son las adecuadas (por ejemplo, en tema de climatización).
– Aislamiento: una de los pilares básicos del ahorro energético en cualquier edificio es el aislamiento. De esta forma, se terminan las fugas de temperatura que sufre la construcción. Pero para detectar estos escapes ha sido fundamental la utilización de cámaras termográficas que muestran las temperaturas de los muros, fachadas…
– Datos: otro de los aspectos que proporcionan las TIC y que se pueden utilizar tanto a nivel individual como empresarial son los datos de nuestros consumos. Cuanto más conozcamos las características de nuestras necesidades energéticas más medidas podremos tomar al respecto. Asimismo, toda esta información muestra hábitos a nivel general y ayuda a las empresas a suplir las demandas de sus clientes en un menor tiempo.

¿Sabes cuánta energía producen y consumen las ciudades? No te pierdas esta noticia.